Quienes somos Relatos Inicio Recomendamos Nuestros productos Música y cine Entrevistas Noticias Revista Libro de visitas Mapa web Premios Www.ratondebiblioteca.es Visiones Miembros de Www.ratondebiblioteca.es

 Marzo - 2021 

 L ¦ M ¦ M ¦ J ¦ V ¦ S ¦ D  M 

   1     2     3     4     5     6     7  

   8     9    10   11   12   13   14 

  15   16   17   18   19   20   21 

  22   23   24   25   26   27   28  

  29   30   31    2 

       Agenda cultural de
  www.ratondebiblioteca.es ©




   


Será mostrado si existe Comentario  



Publicidad
Escrito por Athaires el 16/01/21

¡Y fue libre!


Voló más que ninguno

logrando las metas

del pertrecho camino,

pero su destino

y una mirada

donde las cumbres se encuentran

con el mar y los días,

esos amargos días,

dejaron de existir.

Apareció antes que nadie

y quiso pasear

por las angostas callejuelas,

bajo el tórrido perfume

de un frío infernal.

Acompañó días de luz y calor

esquivando los obstáculos

y en poco tiempo

el rio siguió su cauce

y nos vimos, nos sentimos y no huimos.


Libro de Visitas

Pablo Herrero Coira ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Orellana el 17/01/21

TAN INTENSAMENTE


Te amo,

tan intensamente

que aveces mi mente,

no logra comprender.

Te amo, sintiéndome

tuyo en cada amanecer.

Te amo y amo tus

caprichos y como

despiertas cada nuevo

día.

Te amo, hasta cuando

piensas y en silencio

miras la vela encendida.

Te amo, por saberte

mía, por ser tan mujer,

por enamorarme

cuando me sorprendes

con una caricia y

ese beso que recorre…

todo mi ser.

Te amo, cuando tomas

mi mano y al viento

regalas tu dulce sonrisa,

como agradeciendo todo

nuestro amor.

Te amo,

tan intensamente que

aveces mi mente, no

logra comprender.

TE AMO PORQUE TE AMO MUJER.


Libro de Visitas

Mario René Orellana Gutierrez ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Luis el 26/01/21

VOLVER


Vengo desde el interior

erosionado del gentío

cuyos horizontes de arena

son huecas labranzas de fe

que los vientos han erigido.

Abro la puerta de mi soledad

como el párpado inútil de un cíclope

y palpo el rebaño intacto

en su escondite;

las mismas sombras,

la misma quietud amada

esperando mi respiro.

Quebrado, me miro en el espejo,

y puedo ver en mis fracciones

una estampida salvaje

desgajando los rayos del sol

humillándo mi mediodía.


Libro de Visitas

Luis Enrique Pariamachi Ortiz ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Coello el 28/01/21

EL LABERINTO DE LAS LAMENTACIONES


Duermo en el silencio de los inocentes,

duermo en la lujuria de mi propia mente,

recordando siempre que las iniquidades

no se pueden resolver

ni con la luz de los buenos

y peor con el grito de los indefensos.

Existir en este mundo

es simplemente actuar como un héroe

que trata de idealizar la realidad

como crónicas de una triste verdad.

Los cobardes se ahogan en el propio llanto

de un indefenso personaje,

que será olvidado por difamas y obscenidades.

La sangre juzga a la muerte

reclamando sus derechos

y exigiendo que la realidad

sólo sea un cuento.

¡Oh bendito Señor!

te pido que deshagas mis penurias

y le des sinfonía a mis repugnantes amarguras,

para poder estar tranquilo sin sentirme ambiguo,

desolado y muy deprimido

por el oscuro rostro de este laberinto.

Libera a las almas inocentes en pena

y conviértelas en golondrinas negras

para que divaguen en lóbregos valles

y no cometan atrocidades.

Me libero de mi angustia,

de mi arrogancia e ironía,

lucho por mis alegrías

reconquistando mis sueños

sin perder la humildad

y sin olvidar la lealtad

me propongo a triunfar.

–Eres brillante–

Frase inolvidable de un ser que ya no existe.

Los caminos son largos y llenos de desafíos,

caminos angostos, estrechos y dificultosos

que al cruzarlos hay que hacerlo con mucho brío,

fe, perseverancia y optimismo.

¡Odio este laberinto!

¡Ser un grande! Sólo son mis delirios,

un deseo admirable

que yace en el recoveco de mi conciencia

y me proyecta a un augurio

cuyo futuro es mi propio destino.

Cuidarse de una persona mordaz

es actuar con mucho tino

ya que en la vida siempre existirá un Caín y un Abel,

pues la envidia es un sentimiento antiguo.

Hoy es el fin de mis letargias

prolongadas por mi somnolencia,

hoy dejaron de perturbarme

las ondinas en mi cabeza,

el peligro ya no asecha

en el lago de mis flamantes ideas.

Es hermoso escuchar

como Orfeo tañe su lira

que al hacerlo observo un espectáculo;

las piedras caminan para escucharlo,

los ríos suspendían su curso para elogiarlo

pero el día de su trágica muerte

su cabeza cayó en la hendidura de una roca

originando un misterioso oráculo.

Vuelvo a perderme en mi inconciencia,

¡Soledad! ¡Soledad! Eres tediosa,

tu presencia me perturba,

me enloquece, me atrofia.

Corro y corro en el laberinto de mis obsesiones,

¡no puede ser!, las fieras me persiguen,

el pánico me gobierna, todo es una encrucijada,

no encuentro la salida,

estoy en el laberinto de las lamentaciones.

Solitario, malherido,

por mis resentimientos encarnecidos,

yo mismo imagino a mis enemigos

por causa de una psicosis sin remedio;

el Leteo con sus aguas recorre mi cerebro

ahogándome en mi propio desespero

sin saber por qué la subversión

distorsiona las leyes de los pueblos,

esto es algo inefable por el comportamiento

de personas desagradables

quienes disfrazan su personalidad

para aparentar que en sus corazones exista bondad

y verdaderos deseos de ayudar.

Mis inquietudes cavilan en esa verdad llena de mentira

que sólo es usada por conveniencias enmascaradas

con una farsante sonrisa de victoria y cambio.

¡Mentira! Miserables mentiras

que a veces ya hostigan,

todo esto sólo trae conflictos,

muertes, escándalos por absurdas ideologías

que en vez de producir riquezas

atraen más a la pobreza y miseria.

¡El laberinto de la desesperación!

este lugar se encuentra en lo más

profundo de mi corazón,

¡el laberinto de la desconfianza!

Donde la ley es la pura venganza

sin existir la esperanza

me refugio en mi hosca alma.


Libro de Visitas

Carlos Coello García ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Doreli el 10/02/21

ARENALES


Te quiero entre mis puntos,

mas no sé cómo remediarlo.

Los grilletes de fierro montuoso

esclavizan mis manos,

ahogan mis pies

y no puedo dar ni un paso al frente.

Y estoy bebiendo de ti

en cada pensamiento,

pero igual me hundo.

Se exacerba mi sed

en viva proporción

al perpendicular deseo.

Y sigo inmersa en arenales.

Me enferman las ánforas

de mi soterrado sentir,

por tener que protegerlo,

cuidarlo muy dentro,

ocultarlo del sol.

No le debe dar la luz…

se esfumaría sin remedio,

dañándose perdidamente

al filo de lenguas agudas,

vilipendiosas y encarnadas.

Y sigo así en oscuridad,

en ausencia de mí misma,

en el inhóspito paraje

de una calle desértica,

sin salida, sin futuro.

Queriéndote tanto aquí,

entre los relieves

de mis interrogantes

y mis puntos suspensivos.


Libro de Visitas

Dora Elia Crake Rivas ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Karina el 10/02/21

TEBEO


Trasmulas cambia

paso garbo, por este

cuerpo alado.

En IX ARTE es

bañao con karma y

TODAS LAS AGUAS.

Blanco de FONDOS.

Guión de tinta, le hace

su narrativa.

Escribe cómics

New York, de estructura,

parónimos son.

Olé y Francés,

Belga y Japonés, es

#VISIBLEMUJER.


Libro de Visitas

Celia Karina San Felipe Cerezo ©

Creative Commons License


Esta web ha sido creada por www.ratondebiblioteca.es 2007-2021 ©
Contacto ¦ Legalidad