Quienes somos Relatos Inicio Recomendamos Nuestros productos Música y cine Entrevistas Noticias Revista Libro de visitas Mapa web Premios Www.ratondebiblioteca.es Visiones Miembros de Www.ratondebiblioteca.es

 Junio - 2018 

 L ¦ M ¦ M ¦ J ¦ V ¦ S ¦ D  S 

                               1     2     3  

   4     5     6     7     8     9    10 

  11   12   13   14   15   16   17 

  18   19   20   21   22   23   24  

  25   26   27   28   29   30    23 

       Agenda cultural de
  www.ratondebiblioteca.es ©




   


Será mostrado si existe



Publicidad
Escrito por Doreli el 12/04/18

AMOR A GOTAS


Entró hasta mis raíces más escondidas.

Aquellas que corrían secretas

tan debajo de mi tierra.

Su saliva era un veneno

cáustico y dulce a la vez

¡Y ay, misterio de misterios…

cómo me gustaba libarlo!

Lo quise a gritos

a sorbos

a golpes

a bocanadas

a suspiros.

Lo amé sin estancamientos

sin trabas

sin tapujos

sin vallas

ni muros.

Lo amé con ruidos

y silencios del alma.

Me inventé con él muchos arrojos

y confabulada conspiré en su piel

jugándosela entre mis labios

hasta el último clarín del alba,

cuando las campanas de la iglesia en la esquina

exprimían su postrero orgasmo

dejando sus campanadas vacías.

Y él…

potro montuno y brioso

surcó el espacio en yegua blanca

de pasión en desenfreno…

reventé su falo ¿mil veces?

Lo amé en zapatillas

y descalza

desnuda de alma

y cuerpo desvelado.

Mas él…

él sólo me amó

a migajas y gotas.


Libro de Visitas

Dora Elia Crake Rivas ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Doreli el 14/04/18

SERENATA


Endulzó parsimonioso mi café.

Le tomó un poco…

y en un papel escribió mi nombre.

Me dijo:

-“Ahora son uno.

Lo he bautizado.

Se llama de ti.

¡Exactamente como tú!

¡Es símbolo tan tuyo!

Como el desvelo o calma cuando te bebo.

Caliente.

Mágica.

Aromática.

Vaporosa.

Lenta y pausada.

A pequeños tragos.

Disfrutándote.

Inundando mi paladar de tu sabor.

Igual:

Vino de reserva es tú

y eres él.

Roja tintura son los dos.

Sí, el buen vino se llama de ti.

Te define.

Te invoca.

Porque lo bebo de tus pechos

cuando el amor hacemos hasta embriagarme.

¿Sabes?

Que además,

también eres tú la poesía.

Su cimiento.

Tu sangre lleva.

Tu nombre desborda”.

¡Oh, qué manera la suya!

¡Abrir puertas así!

Directo al cielo

ida y vuelta sin escalas.

Silencio.

Intensas miradas de fuego.

Y empezó a llover cascada de besos.

Y sonaron mis castañuelas

en rápida respiración.

Un timbre de maracas

retumbó entre mis muslos

vertiginosamente.

Exudaron mis panderos

gotas de blancas perlas

con dulzores de almíbar.

Mezcla de fresas

duraznos

y chabacanos al punto…

maduros perfectamente.

Descolgándose en pulsaciones

como las gotas de un panal.

Hubo fiesta de címbalos.

Hubo vino, Champaign

y reverberar de flautas

con pezones de lava…

y hubo trompetas

destilando mieles aceitosas.

Y en lo profundo nos hundimos.

Cantamos el himno de los dos.

Y una serenata de gemidos

se escuchó en la habitación…

Rítmica y cadente.


Libro de Visitas

Dora Elia Crake Rivas ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Doreli el 19/04/18

UNA PURA VERDAD


Estás donde los siglos se juntan.

Donde se revuelven inquietos.

Donde se encuentran y se dan la mano.

Donde convergen inequívocos

y se dan un beso

uniendo pasado y presente.

Estás donde al fin parecía

que ya no brillaban las estrellas

y chocaban a oscuras haciéndole eco

a sus duendes confundidos.

Estás allí y aquí.

Donde ya no estabas.

Donde a poco has vuelto a aparecer.

Estás donde te dejé un día.

Donde siempre has estado.

De donde nunca te fuiste.

Porque vives.

Porque eres.

Porque renaces.

Porque no, nunca has muerto.

Nunca te has ido.

Te quedaste aquí.

En mi cada paso.

En mi cada sueño sonámbulo.

En mi cada venenosa pesadilla.

En mi cada trago amargo.

En mi cada incongruencia.

En mi cada mentira.

Sí… estás conmigo

porque nunca te perdiste

de en medio de mis ojos

que un tiempo se sintieron ciegos.

Estás donde siempre te quise

porque sólo tuve en todos mis siglos

una pura verdad.


Libro de Visitas

Dora Elia Crake Rivas ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Karina el 24/04/18

Colores de Poesías


¿Pueden las Poesías mías tener colores?…

En la evocación, las poesías,

tendrán tu imagen y efigie.

Pensar en Poesías, es darle mi mente a Tu mirada,

piel y alma.

…verdad que eres Poesía.


Libro de Visitas

Celia Karina San Felipe Cerezo ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Doreli el 30/04/18

¡CÓMO SE HACE TARDE!


En cada punto agonizante

en que le guardaba

se fue haciendo tarde.

Todo era surrealista y tenebroso

como si de prisa buscaba

llegar a otra orilla

donde el recuerdo

no infringiera mi paz.

Como si esperara abrir

con premura una tumba

donde enterrar el pensamiento,

arrebatando de mis células

todo vestigio de ocre sabor

y llegar más rápido al olvido…

Ese que vislumbraba tan lejano

en el nublado horizonte

como algo intangible.

¡Ay!

¡Cómo se hacían tarde

y cómo se arrastraban

de lentitud las horas!

Garfios asfixiantes

se iban abarrotando

en la noble humedad

de mis pestañas mudas

y me exprimían

hasta dejarme seca!

¡Vaya… y se sigue haciendo tarde!

Se va haciendo tarde cada momento

en el paroxismo de la lentitud

tan solitaria y fría que me abraza.

¡Sí, cómo se hace tarde!

Corro por correr,

sin brújula ni compás

y no llego a lugar alguno.

¿Dónde estás olvido?

¡Ven ya a cercenar de tajo

la serpiente oscura de la noche!

¿No ves que me asfixia?


Libro de Visitas

Dora Elia Crake Rivas ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Doreli el 04/05/18

Y HE LLEGADO A LA CONCLUSIÓN


Dime

que no han muerto las mariposas

que con celo hemos cosquilleado

por tantos relojes bajo la piel.

Que no han marchitado los jardines

con el rigor del invierno…

Porque ¿sabes?

la escarcha no aniquila todo.

Si la esencia que nos mueve

es de primaveras y veranos

renacerán los botones del suelo

en perfumados preludios de flor.

¿Y por qué te enjutas corazón mío?

¿Por qué te llenas de temor

ante el futuro incierto?

¿No has escuchado que nada es imposible?

Ven,

que me he vestido de aletas y escamas

en púrpura, rojo y negro

para volverme sílfide y nadar tus sales

ondulándote por debajo y encima.

Ven,

que voy cayendo en un trance.

Ese que da sudoroso jugo

a la necesaria yesca para arder.

Y he llegado a la conclusión

que no hay vuelta de hoja.

Que no hay paso atrás.

Que no se ha inventado un remedio.

Que no existe finiquito

para un panal libidinoso.

Que voy a inhalarte

sumergida profundamente

en la masculinidad

de tu varón de acero.

Ven,

que los otoños florecen

también sin tregua.

Ven,

que hay savia demás

en las raíces del árbol

y nos sobra inspiración desnuda

para amancillarnos enredados

como la yerba arbitraria

que lo abraza todo.

Ven,

te invito que juguemos al amor.


Libro de Visitas

Dora Elia Crake Rivas ©

Creative Commons License


Esta web ha sido creada por www.ratondebiblioteca.es 2007-2018 ©
Contacto ¦ Legalidad